Este hecho tiene una sencilla explicación: la homologación se basa en un unos requisitos de prueba mínimos. Muchos fabricantes quedan satisfechos simplemente con cumplir estos requisitos mínimos. Además la capacidad de un casco determinado para absorber impactos tiene un límite. Sin embargo, no hay límites fuera del laboratorio de pruebas. Estas circunstancias sencillamente no se pueden simular bajo las condiciones de un laboratorio de pruebas, dado que son mucho más exigentes que cualquier norma.

 

 

En Arai hemos estudiado a lo largo de décadas los datos de incidentes. Hemos acumulado una escala increíble de conocimientos a partir de nuestros muchos años de carreras al más alto nivel. Desde MotoGP a Formula 1, Arai es la opción preferida por pilotos de motos y coches de competición, lo que nos brinda la posibilidad de disponer de datos prácticos y personales procedentes de los pilotos. Hemos aprendido a no centrarnos exclusivamente en cumplir estas normas de laboratorio de pruebas. Las normas simplemente verifican que el casco cumple un mínimo de requisitos. Nada más ni nada menos.

 

Pero el cumplimiento de estas normas no es un objetivo propiamente dicho. No para Arai. Para nosotros constituyen un punto de partida, un indicador para desarrollar y mejorar aún más nuestros cascos.

¿QUE HEMOS APRENDIDO?

El casco tiene que deslizarse

© 2017 Arai Helmet (Europe) B.V. - Arai Helmet Spain official website. • Legal & PrivacyContactPressDealers

 

The Arai limited Warranty and after-sales services are offered exclusively to customers in possession of Arai helmets sold through an authorized Arai retailer. Any Arai helmet offered for sale by a non-authorized dealer (particularly over the Internet) may be counterfeit or may be stolen or defective. Therefore Arai declines all responsibility.